Esta es una razón por la que no te contactan más clientes.

¿Tienes botones claros y una llamada a la acción definida? Si no estás seguro, lee a continuación.


Hace unas semanas comentaba la importancia de tener un one-liner en nuestra página web. Esa frase esclarecedora que leen nada más entrar en tu página y que debe indicar rápidamente lo que puedes hacer por un cliente. También hablaba de la importancia de que ocurrieran varias cosas en los 5 primeros segundos que la persona va a pasar en tu web: que supiera lo que haces, que crearas curiosidad y que llevaras al visitante de tu web a tomar una acción en ese mismo momento.


Pues bien, en este último punto nos vamos a centrar hoy. Cómo hacer que la gente tome acción, nos deje sus datos, o incluso mejor, nos contacte en algún momento. A algunos especialistas en marketing en Internet les gusta usar el término “primary call to action” (llamado a la acción principal) para referirse a la acción más importante que desea que realice cualquier persona que vea nuestra página.


Una llamada a la acción principal generalmente debe estar representada por algún tipo de botón, aunque esto no siempre es estrictamente el caso.


La gente que se mueve por Internet parece sentirse atraída por los botones de “colores” y antes de pensarlo están haciendo clic en ellos si sienten que la situación lo requiere. Esta es la razón por la cual debes tener botones en tu web y que encima están diseñados de una forma que dé ganas de cliquear.


En mi caso, lo que hago es colocar dos botones de colores diferentes que en realidad te llevan al mismo sitio: a una página de contacto. La razón por la que hay dos botones en vez de uno es porque está demostrado que la gente cliquea más si ve dos botones. Eso lo aprendí en París, trabajando en una agencia de publicidad digital llamada Buzzman.




Para que los botones de llamada a la acción funcionen deben cumplir una serie de pequeños requisitos como ser fácilmente identificables y que el propósito de esos botones sea claro e inequívoco.


1. Texto del botón.


Pese a que esto parece sencillo es fácil equivocarse a la hora de elegir lo que debes poner en un botón. Debes ser específico, conciso y no dejar dudas a los visitantes sobre lo que deben esperar al hacer clic en el botón. Estos ejemplos a continuación funcionan bien.


"Registrate gratis"

"Obtenga su copia ahora"

"Comience a crear hoy"

“Mejora ya” (en mi caso)




Si te fijas, aunque parezca botones bastean ordinarios, la realidad es que todos ellos cumplen un par de pautas. Todos comienzan con verbos familiares (Regístrate, obtén, comienza) y todos contienen una declaración de valor (es decir, Gratis) o una promesa de gratificación instantánea (Ahora, Hoy)


2. Uso de mayúsculas y minúsculas en el texto del botón.


Los especialistas en marketing de Internet han descubierto a través de su investigación que la forma en que presenta el texto en el botón también puede hacer una diferencia en cuanto a lo notable que es su botón para las personas que leen su página web.


El uso de mayúsculas y minúsculas, donde la primera letra de cada palabra está en mayúsculas, es una forma fácil y efectiva de hacer que su botón parezca más llamativo y legible para sus visitantes. De nuevo fíjate como lo tengo yo.



3. Un Buen diseño.


Parece que algunos botones son mejores que otros cuando se trata de efectividad. Es por eso que elegir el diseño de su botón puede significar la diferencia entre una conversión o una venta perdida.


Pero, ¿qué hace que un botón sea mejor que otro?


Usar un color llamativo que destaque: algunos colores que son agradables a la vista incluyen verde, azul, naranja. El color rojo a veces también se puede usar, pero recuerde que también puede estar asociado con algún tipo de advertencia o peligro. Por eso, pese a que el rojo es mi color corporativo, yo prefiero evitarlo.


Su botón debe ser grande y audaz: debido a que su botón a menudo se asociará con un llamado a la acción principal, debe hacerlo notable y lo suficientemente grande como para que se destaque y no quede oculto por el contenido de su página.


Colocación de su botón: el posicionamiento de sus botones es otro factor importante que puede afectar la efectividad de su página de destino. En general, debe colocar su botón de llamada a la acción principal dentro de los primeros cientos de píxeles de la parte superior de su página. Lo mejor en caso de duda es tener esos botones de llamada a la acción en varios lugares, porque así estarás facilitando que sus lectores compren si lo desean.



Pero esto no es todo. En algunos casos, un botón necesita algún tipo de añadido para convencer a alguien de que haga clic en él. Algunos Marketers de Internet usan lo que se conoce como activadores de clics cerca de sus botones. Un disparador de clics es básicamente un mensaje o texto que se coloca cerca del botón de la llamada a la acción principal con el objetivo de persuadir a alguien para que siga adelante y cliquee. El mensaje de activación de clics generalmente sirve para aliviar las dudas que alguien pueda tener antes de comprar algo.


Algunos ejemplos de activadores de clics efectivos que puedes colocar cerca de su botón son:


"Sin riesgo"

"Envío gratis"

“Ahorre 50%. Oferta válida hoy”


Muy a menudo, verás muchas webs con mensajes de activación de clics múltiples ubicados cerca de la llamada principal a la acción y botones.

No tengas miedo de aplicar generadores de clics generosamente a su llamado a la acción.

Y eso es todo por hoy. Resumiendo, aplicar la información y las técnicas anteriores a tus páginas de destino es la mejor manera de aprender lo que funciona para ti. Recuerde que cada sitio y nicho puede tener sus peculiaridades únicas, así que no tengas miedo de experimentar.


Si tienes dudas de qué puedes hacer con tu web, cómo la puedes reorganizar, te invito a que me contactes, o que te suscribas a mi blog donde cada semana aportaré una cosa de valor que puede ayudarte a mejorar tu empresa y su comunicación.


Bueno, espero que te haya gustado este post. Mira el resto para aprender más cosas sobre #creatividad, #innovacion, #publicidad, #storytelling, #anuncios, etc...


Santiago Cosme. Autor de “Superpoderes Creativos “y "Advertising Superpowers".