Esta es la mejor manera de contar la historia de tu empresa.

Updated: Sep 18, 2019

¿Sabes exactamente cómo contar la historia de tu marca? Aquí te cuento cómo debes hacerlo.


Hace muchos años, muchos ya, Apple sufría considerablemente como empresa y como marca. No encontraban productos revolucionarios, ni su comunicación funcionaba. En ese momento, el “comité” de Apple se planteó traer a Steve Jobs de vuelta a ver si él podía reencauzar la compañía.



Por aquellos años, Jobs ya había empezado su colaboración con Pixar y era consciente de primera mano del poder del Storytelling, el arte de contar historias, y sabía como calaba en la gente. (Si te interesa saber cómo construye sus historias Pixar, pues verlo en otro post aquí).




Sabía que hay demasiada gente y marcas compitiendo por nuestra atención. Que estamos constantemente bombardeados por gente que nos quiere decir o vender algo. Y resulta que contar historias es realmente lo único que corta el ruido y le da a tu cliente potencial algo con lo que aferrarse y relacionarse.


Por eso, desde su llegada, cambiaron muchas cosas pero la más importante fue sin duda que Apple ya no trataba de Apple, sino que trataba de ti:


Cuando Apple comenzó a filtrar su comunicación para hacerla simple y relevante, en realidad dejaron de presentar ordenadores en la mayoría de sus anuncios. En cambio, entendieron que sus clientes eran héroes e intentaron aprovecharlo. Lo hicieron primero al identificar lo que sus clientes querían (ver y escuchar). Lo segundo fue definir el desafío de sus clientes (que la gente no reconocía a su genio oculto) y tercero ofrecer a sus clientes una herramienta que podrían usar para expresarse (computadoras y teléfonos inteligentes). ... Note, sin embargo, que la historia de Apple no es sobre Apple; es sobre ti. Eres el héroe en la historia y ellos son los tipos a los que vas a ver cuando necesitas una herramienta que te ayude a ganar el día.


Esto que acabas de leer es un párrafo de Storybrand de Donald Miller, donde explica en este caso, cómo Apple logró posicionar al cliente como el héroe y a ellos mismos como el guía que los ayuda a conseguir su objetivo.



La fórmula básica de contar historias (Storytelling) es la que vemos aquí:


La fórmula:


1. Un personaje (el cliente es el héroe, no tu marca).

2. Tiene un problema (las empresas tienden a vender soluciones a problemas externos, pero los clientes compran soluciones a problemas internos).

3. Y cumple con una guía (los clientes no están buscando a otro héroe; están buscando un guía).

4. Que les da un plan (los clientes confían en una guía que tiene un plan).

5. Y los llama a la acción (los clientes no toman medidas a menos que tengan el desafío de actuar).

6. Eso los ayuda a evitar el fracaso (todo ser humano está tratando de evitar un final trágico).

7. Y termina en éxito (Nunca asuma que las personas entienden cómo su marca puede cambiar sus vidas. Debes decírselo).


Así dicho parece fácil, y en realidad lo es. Así que, ¿cómo lo aplicas a tu negocio? Simplemente rellenando este pequeño tablón que me he permitido traducir al Español para ti.


¿Cuál es tu historia o la de tu marca? ¿Eres el guía de confianza de tus clientes? ¿O estás tratando de ser el héroe? Debes aclarar tu mensaje. Si no sabes cómo o tienes dudas, te invito a que me contactes sin compromiso para comentarte los talleres que doy de Storytelling y el arte de contar tu historia o la de tu marca. También puedes mirar mis vídeos de Youtube dónde encontrarás más cosas sobre comunicación y creatividad.


Bueno, espero que te haya gustado este post. Mira el resto para aprender más cosas sobre #creatividad, #innovacion, #publicidad, #storytelling, #anuncios, etc...


Santiago Cosme. Autor de “Superpoderes Creativos “y "Advertising Superpowers".