4 Estrategias para ponerle precio a tus productos o servicios. (Parte 2).

¿Sabes cómo hacerlo o lo dejas a la suerte?


La semana pasado vimos por encima las 3 claves o varilables que debes tener en cuenta para ponerle un precio a tu marca o los productos que ofrece tu empresa.


En el poste de hoy, veremos que hay 4 estrategias principales para fijar el precio de tus productos o de tus servicios que de un vistazo puedes descubrir en este cuadro que he confeccionado aquí debajo.



Premium:


El diccionario Collins define Precio Premium como “un precio más alto que el estándar para un producto que es percibido de mayor calidad que el estándar”. Esto está ligado al concepto de marca premium que según los consumidores está visto como una marca o producto que pertenece al grupo de marcas más caras de la categoría. En realidad, si bien el precio es el centro de este concpeto un precio premium debe aplicarse solamente cuando tienes una producto de gran calidad, das un valor añadido real y tienes una ventaja competitiva con el resto de tus competidores. De este modo, tus clientes están dispuestos a pagar ese exceso de precio.


Low cost:


Low cost es lo contrario a premian. Es un modelo de negocio que se basa principalmente en la reducción de costes, lo que propicia una bajada en el precio de venta. Low Cost ofrece un producto básico, funcional, sin extras pero de la misma calidad que el producto tradicional equivalente. Este precio se aplica cuando los competidores están buscando el liderazgo a través del coste y lo que buscan es poner el precio más bajo posible.


Estas estrategias suelen tener un carácter atemporal. Es decir, en cuanto has determinado que tu precio o marca es Low Cost o Premium, no existe realmente la posibilidad de volver atrás. Tu marca es percibida de una manera que se mantendrá en el tiempo.


Sin embargo, existen dos estrategias temporales que puedes seguir y que te comentaré a continuación:


Penetración:


Esta estrategia se utiliza en la fase inicial o durante el lanzamiento de un producto o marca. Los precios se fijan a la baja inicialmente para ganar cuota de mercado, para luego subirlos progresivamente. Esto es algo que ha venido haciendo Amazon durante muchos años. Mientras Amazon Prime costaba 19’95 euros hace un tiempo, ahora el mismo servicio con otros extras cuesta 36 euros. Pero la gente lo sigue utilizando principalmente por el tema de los envíos gratis.


Skimming:


Una compañía está en fase de crecimiento y en esta primera frase ya es evidente que la gente está dispuesta a pagar mucho más por el producto aun cuando el producto ya sale al mercado con un precio elevado. Los teléfonos móviles de los años 90 es un gran ejemplo. Nos parecían caros al principio pero su precio era una fracción de lo que pagas por ellos ahora mismo. Esos precios alto, permitía a las compañías de móviles salir al mercado con precios altos para así reinsertar dinero en el mismo producto, innovación, etc…Como hemos ido viendo con el paso del tiempo, la gente podía pagar ese precio inicial y uno aún más elevado.


Si esto se queda un poco críptico todavía, te invito a que leas la parte dos de este post que saldrá la semana que viene donde hablaré de estrategias más precisas para poner precios . En concreto hablaremos de las tácticas Loss leader, Captive Pricing, Bundles, y Promociones.


Si tienes dudas de cómo mejorar y cambiar lo que hace tu empresa, te invito a que me contactes sin compromiso para comentarte los talleres que doy y las consultorías que realizo. También puedes mirar mis vídeos de Youtube dónde encontrarás más cosas sobe comunicación.


Bueno, espero que te haya gustado este post. Mira el resto para aprender más cosas sobre #creatividad, #innovacion, #publicidad, #storytelling, #anuncios, etc...


Santiago Cosme. Autor de “Superpoderes Creativos “y "Advertising Superpowers".

6 views